No fue necesario que me dijera el diagnóstico, ya me lo temía: FIBROSIS QUISTICA

IMG00762-20120603-1507Mi  historia  no  comienza  como  el  común de  las  otras…cuando  niña  jamás  supe  de  hospitalizaciones y limitaciones,  pero vivía  el dolor  de  mi  mamá, al  acompañarla para  estar  junto  a  mis  hermanos,  meses  casi  completos  en  la UCI  del  hospital  regional  de Concepción,  por  ser  pacientes FQ.

 

 

 

Son  innumerables  las  veces que vi  llorar a  madres de  niños con Fibrosis Quística que  fallecian …como  era  chica,  no  entendia  mucho el  por qué? de  todo  esto, y pensaba  como Dios era  tan  injusto y  me  enojaba  con él… Tampoco me  puedo  olvidar  de  la  alegría  de  mi  mamá,  cuando  fuimos  al  hospital  al  realizar  el  test  del  sudor  y  el médico  de  aquel  entonces  le  dice: “no  te  preocupes  tu  hija  esta  sana”  sólo duerme  el  gen  en  su  cuerpo (….)

Los  años  pasaron,  mis  hermanos se  fueron  estabilizando  y  dejando  un  poquito de  lado  las  hospitalizaciones.  Y ahí comencé a preocuparme, ya  estaba  adulta y  pololeando, tenia  proyectos…….como  el  de  ser  mama!!.  Mi  miedo  era  inmenso, al  no  saber si  me  arriesgaba  a  embarazarme  y  mi  hijo salía con  fibrosis  quística;  viví  dos  pérdidas muy  dolorosas,  dos  bebés  que  no  alcanzaron  a   desarrollarse, las  posibilidades  de ser mamá se alejaban….pero  no  perdí  las  esperanzas  y  la  fe de  que  alguna  vez  podría tener  a  un  bebe  sano  en  mis  brazos.  Luego  de  un  tiempo  corto  sucedió, me  embarace  de  mi  Anais,  estaba  feliz!!,  pero  el  miedo  volvía a amenazar  mi  mente,  noches  enteras  sin  dormir, porque  veía crecer  mi  guatita  y  los  médicos  no  decían  nada respecto  a  lo  que  a  mi  me tenía  en  duda.  

Llegó  el  día  del  parto….ahí  manifesté  el  primer  signo  de  la  enfermedad,  pero  pasó  inadvertido,  mi  bebé  estaba  primero…..fué  un  parto  muy  complicado…pero  logró  llegar  a  este  mundo!!.  Durante  mucho  tiempo  le  realizamos exámenes para descartar  la  fq  en  ella  y así  fue que es  una  niñita  sana y  feliz!!!!.  No se  imaginan  el  alivio  que  sentí y saber además que ella NO  es  portadora  de  este  gen.

182128_426609844045432_990995963_nAsí  pasó  el  tiempo, (un  par  de  años) desde que nació mi hija,  en  marzo  del  2011…de  un  día   para  otro  comencé  a  sentirme mal…cansada,  me  costaba  respirar(….)  tenia  neumonias a  repetición.  Según  un  médico,  lo  mio  era  una  depresión, porque él  no  entendía  tanto  dolor  de  espalda  y  cansancio…..su  diagnóstico: supuesto  stress y  cuadro  depresivo.  Pasaron  las  semanas  y  me  agrave…la  simple  neumonia  se  transformó en  insuficiencia  respiratoria…cuando  me  hicieron  la  radiografía,  al  ver  la  cara  de  la  doctora  con  el  resultado,  no  fue  necesario  que  me  dijera  el  diagnóstico, ya me lo temía: FIBROSIS  QUISTICA.

Salí de   la  consulta, recuerdo  en  estado  de  shock,  caminé  varias   horas  por  Chillán, y  no  reaccionaba(….), llegar  a  mi  casa  fue  lo  más  terrible,  y  comunicarles  a  mis  papás  la  noticia…..quedaron  destrozados.  Lloré, lloré  y  lloré………..pero  había  que  ser  fuerte  y  aceptar  no  mas…….ya  no  le  reclamaba  a  Dios  por ser  tan  injusto,  sino  al  contrario,  le  agradecía  por  todo  los  años  de  vida  que  me  había  entregado  y  la  hermosa  hija  que  me  regaló.

Después  de  eso  vinieron,  exámenes, licencias…y  la  tipica  perdida  de  la  pega,  por  ser un  funcionario  “ cacho”, pero  seguí  siempre  positiva,  y  con  más  ganas hacía  las  cosas…….no  me  eché  a  morir,  no  había   tiempo  para  eso… y  así  ha  pasado  este  año,  aunque  ya  noto las  marcas  de  la  enfermedad, he  logrado  cosas  impensables: compito  en  bicicleta…  a  veces  en  carrera  no  he  llegado  a  la  meta, otras….he  sacado podium!  una  satisfaccion porque  se  que  le  doblo  la  mano  a  la  enfermedad…disfruto  a  mi  hija…..vivo  el  día  a  día…….

“Me  gustaría  que  muchos  jóvenes  pacientes  fq sepan que  la  formula  para  superar  y  enfrentar  esta  enfermedad  es ser  positivo  y  arriesgarse  a  hacer  cosas  nuevas  y que  nada  les  impida  cumplir  sus  sueños,  como  yo…que  nada  me  ha  detenido.
amo  la  vida,  amo  a   mi  hija  Anais  y  amo  el  deporte…..y  sobre  todo  amo  a  Dios  por  permitirme ser  diferente  y  entregar  mi  testimonio  a muchas  personas”

Carolina   Alejandra  Cabezas  Márquez

 

 

 

 

naita

545554_380022295390920_1047731530_n

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *