La niña de 10 años que gano vida al ganarle a las políticas de trasplante de USA

Sarah Murnaghan una niña de 10 años, paciente de Newtown Square con fibrosis quística, tratada en Children’s Hospital of Philadelphia, USA, fue trasplantada de pulmón este miércoles 12 de junio, gracias a la lucha de sus padres en tribunales para hacer un cambio en la política de trasplantes de ese país.

La política de ese país indica que los receptores infantiles, menores de 12 años, deben recibir órganos de donantes infantiles, Sarah con 18 meses como prioridad nacional y que los médicos daban pocas semanas de vida ante este escenario adverso para conseguir un donante infantil, sus padres tomaron la decisión de llevar el caso a la corte, solicitando que su hija recibiera un pulmón de un donante mayor edad.

Luego de oír los argumentos presentados por los padres de Sarah en una demanda federal, el Juez Michael M. Baylson, de la Corte Federal del Distrito este de Pennsylvania y desafiando la política de trasplante que mantenía a pacientes menores de 10 años fuera de la lista de espera de adultos, el Juez Baylson forzó a Health and Human Service (Entidad encargada de la coordinación de trasplantes en USA) a poner a Sarah y a Javier Costa (otro niño con fibrosis quística), a ser incluidos en la lista de espera Adultos de ese país.

Con esta resolución esta niña pudo ser trasplantada exitosamente de pulmón dándole una nueva oportunidad de vida.

Imagen proporcionada por la familia Murnaghan, Sarah Murnaghan al centro celebrando su día 100 en Children’s Hospital of Philadelphia junto a su padre Fran y su madre Janet.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *